Las intervenciones sociolaborales comunitarias tienen el potencial de mejorar el bienestar, la salud y la calidad de vida

La investigación, desarrollada por ABD con el apoyo del Grupo de Investigación en Desigualdades en Salud GREDS-EMCONET de la Universidad Pompeu Fabra y la Federación Enlace, se estructura en dos estudios. El primer estudio, por una parte, describe las características socioeconómicas y el estado de salud de población en paro en situación de vulnerabilidad en la ciudad de Barcelona a partir de la información de la Encuesta de Condiciones de vida en personas usuarias de los Servicios Sociales (2016), cedida por el Ayuntamiento de Barcelona.

Por otra parte, a partir de métodos cualitativos, el segundo estudio explora y describe tres proyectos comunitarios orientados a población en situación de desempleo: El Servicio de atención socioeducativa para la inclusión social, en Madrid, el Programa OLA, en Sevilla, y Comunidad Activa, en L'Hospitalet de Llobregat. El estudio evalúa tanto el proceso de las intervenciones, como sus impactos en la empleabilidad y el bienestar.

Conclusiones

1) El impacto negativo del desempleo no se distribuye homogéneamente, sino que afecta en mayor medida a aquellos sectores de la población que ocupan posiciones socialmente desfavorecidas.

2) Hay un importante sector de la población desocupada que no recibe prestaciones y se encuentra en una grave situación de desprotección y vulnerabilidad social.

3) Es necesario crear respuestas más adaptadas a las necesidades específicas de estos colectivos, así como promover un cambio en el paradigma en la intervención sociolaboral.

4) Las intervenciones sociolaborales comunitarias tienen el potencial de mejorar el bienestar, la salud y la calidad de vida de las personas desocupadas.

Continúa leyendo aquí...

 

Noti Roda premsa intervencions sociolaborals copia