La importancia de las entidades sociales para las familias con necesidades especiales

El diario El Periódico se hace eco de la historia personal de familias con hijos que conviven con algún tipo de trastorno. Una de estas historias es la de Marisa Blanco, cuyo hijo padece esquizofrenia.

Blanco relata que un día le recomendaron acudir al centro de día de Arep. “Para nosotros fue un antes y un después de la enfermedad. Fue como abrirse el túnel”, expresa.

Arep fue la primera asociación en Catalunya de padres y madres que convivían con el trastorno mental en la familia. “No querían que sus hijos estuvieran todo el día en casa, sino que salieran a realizar actividades y relacionarse”, explica Marisa Blanco. “Pusieron un anuncio en el diario para contactar con otros padres en la misma situación y juntos, primero en un espacio en un colegio empezaron a organizar lo que buenamente se les ocurría. Al principio eran 3 o 4 chavales y de ahí surgió la asociación”, añade Blanco.

 Sigue leyendo...

 

20191217 075922 copia